Juventud: A 10 años de la Declaración de Buenos Aires

El Palacio San Martín, sede ceremonial de la Cancillería de Argentina, abrió sus puertas hace 10 años a cientos de jóvenes de todas partes de las Américas, reunidos en ocasión de la primera edición del Foro de Jóvenes de las Américas. Representando así la primera oportunidad para hacer sus aportes al tema central de la IV Cumbre de las Américas: "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática.

Era la primera reunión de juventud de esta magnitud que lideraba el Young Americas Business Trust (YABT), como parte del compromiso adquirido con la Organización de los Estados Americanos (OEA) para involucrar activamente a la juventud en los procesos de la Cumbre de las Américas.

El 12 de agosto del 2005 se adoptaba por consenso la “Declaración de Buenos Aires”, respondiendo y presentando un Plan de Acción enfocado en empleo decente para los jóvenes de las Américas. Ello representó el comienzo de un camino que tomaría mayores desafíos en los años venideros. Si bien en sus comienzos el Foro se enmarcaba en el proceso de la Cumbre de las Américas, luego se convirtió en el canal permanente y de referencia en otros espacios de participación ciudadana juvenil en el Sistema Interamericano.

Dos años después, el Consejo Permanente de la OEA lideraba el desarrollo del Simposio de la Juventud de las Américas, trabajando de la mano con el YABT. Por primera vez en décadas recientes, este órgano de la OEA otorgaba cortesía de sala a los jóvenes para presentar ante el pleno las conclusiones del Simposio. “Reiteramos el llamado al aumento de la inversión en la juventudcomo un esfuerzo estratégico en el futuro del Hemisferio”, manifestaban los líderes de la OEA en ese momento.

El llamado pareció tener resultado en corto plazo. Un año después, la 38 Asamblea General de la OEA, llevada a cabo en Medellín, Colombia, tuvo como lema “Juventud y Valores Democráticos”. Se respiraba un futuro prometedor para la juventud del continente. Poco a poco se consolidaban mecanismos de mayor convencionalidad para los jóvenes de los Estados Miembros de la OEA. Hasta la fecha la Asamblea General de la OEA abre espacios para recibir las contribuciones de la juventud.

Además, fue así que en el año 2009 la V Cumbre de las Américas celebrada en Puerto España, Trinidad y Tobago, reconocía a la juventud como “Actores Sociales” de la Cumbre de las Américas. Las Declaraciones adoptadas en el Foro de Jóvenes de las Américas ya no tenían que esperar tres meses para ser elevadas a la Cumbre. Desde ese entonces, el II Foro permitió hacerlo de forma inmediata, siendo los propios jóvenes los encargados de presentarla y defenderla al frente de los representantes de gobiernos del continente. En ese momento, la Secretaría de Estado de los Estados Unidos de América, Hillary  Rodham Clinton, elogiaba el nivel de participación de los jóvenes. Terminaba una década marcada de hechos históricos para la juventud.

Cartagena de Indias, Colombia, sería sede de la VI Cumbre de las Américas en abril 2012, y por ende del III Foro de Jóvenes de las Américas. A partir de este Foro, se incorpora el Componente de Implementación, a través del Programa Competencia Talento e Innovación de las Américas (TIC Americas), que sumado al Componente de Participación, consolida una plataforma más amplia de participación juvenil en la Cumbre. 

El año 2012 terminaba con la primera Conferencia de Juventud de la OEA “Juventud en Acción: Para la Democracia y Emprendimiento”, celebrada en Washington, D.C., iniciativa liderada desde la Oficina del Secretario General Adjunto de la OEA. La Conferencia celebró una segunda y tercera edición en el 2013 y 2014, respectivamente, generando debates de alto nivel y seguimiento a mandatos de juventud depositados en la OEA. En este sentido, el mandato de la 38 Asamblea General de la OEA en Medellín, Colombia, en 2008, en donde los Estados Miembros encomendaron a la Secretaría General de la OEA que “[i]ncorpore la perspectiva de los y las jóvenes en los programas y actividades de la OEA, en particular, aquellos que se centran en la promoción de los principios y valores democráticos”.

Para abril 2015, la Ciudad de Panamá, Panamá, recibía el IV Foro de Jóvenes de las Américas como primera actividad de la VII Cumbre de las Américas, en un momento que el país celebra las vísperas de la terminación del Proyecto de Ampliación del Canal de Panamá. Alrededor de 400 jóvenes seleccionados en una convocatoria hemisférica, sostuvieron debates amplios y profundos centrados en el lema de la VII Cumbre de las Américas: “Prosperidad con equidad: El desafío de la cooperación en las Américas”, y los ejes temáticos derivados del mismo.

El Foro hemisférico reflejaba también los resultados de consultas previas a través de 39 diálogos presenciales, que sumado a las consultas virtuales, entre otras actividades, permitió involucrar alrededor de 3,500 jóvenes en menos de un año.  El IV Foro destacó la presencia del Secretario General de la OEA en ese momento, y el Secretario General electo, siendo la primera vez que sucedía esto, reafirmándose el compromiso y la visión de la organización con la juventud, en un momento donde los jóvenes están marcando la transformación productiva y social en los pueblos de las Américas.

Luego de la VII Cumbre, recordada por el histórico encuentro sostenido entre los mandatarios de Cuba y los Estados Unidos de América, Raúl Castro y Barack Obama, respectivamente, el Foro de Jóvenes de las Américas adquiere un nuevo dinamismo y enfoque para seguir facilitando la contribución de la juventud en los temas prioritarios de la agenda de desarrollo de las Américas.     

Hasta aquí hemos conocido importantes hitos de un largo recorrido promoviendo la participación juvenil en las Américas. Cuatro Foros hemisféricos, más de 10,000 mil jóvenes involucrados, y un sinnúmero de diálogos, consultas y presencia en Reuniones Ministeriales, nos ha entregado el Foro de Jóvenes de las Américas desde la adopción de la Declaración de Buenos Aires. 

Al cumplirse 10 años de uno de los principales emprendimientos del YABT, hacemos un reconocimiento especial a cada uno de los jóvenes que han sido parte de la evolución de este proceso. En un día como hoy recordamos los testimonios y ejemplos de superación de muchos jóvenes de todo el continente.

También, el reconocimiento a las organizaciones que depositaron su voto de confianza al respaldar la iniciativa, como la OEA, el Banco Mundial, los gobiernos y socios locales en los países anfitriones del Foro. Y a las personas que con energía y entrega han sido los propulsores: Junta Directiva, Personal, pasantes, voluntarios y embajadores del YABT desde el primer día del Foro de Jóvenes de las Américas.

Declaración de Buenos Aires 2005, disponible AQUÍ.

 

Por:

Edgar Maestre 

 

Edición: Lorena Julio

 

Conoce más del Foro de Jóvenes de las Américas en: www.yabt.net/foro